Asociación Latinoamericana de Escritores Cristianos

agosto 31, 2010

Oraciones en lenguaje «oracioné»

Filed under: El Escribidor — escritorescristianos @ 9:48 am
Cuando Pablo Andrés, nuestro hijo mayor, estaba por los dos años de edad acostumbraba dar gracias por los alimentos con la siguiente oración…

A la monde,
A la sendo,
A la lendo,
Amén.

A esa edad no podía explicarnos nada. Y cuando creció ya no se acordaba, de modo que nunca supimos qué quería decir con esa linda oración. ¿Lo sabremos alguna vez?

Colton Burpo es un niño que hoy tiene 11 años y que de pronto ha saltado desde las páginas de un libro (por nacer; aun se está gestando en el vientre de la Casa Grupo Nelson) para contarnos de su visita al cielo. En el libro, escrito por su padre, Todd Burpo, pastor de una pequeña iglesia Wesleyana en el pueblo de Imperial, estado de Nebraska, Colton relata con una seguridad casi imposible en un niño de menos de cuatro años lo que allí vio y vivió.

(more…)

Anuncios

agosto 25, 2010

Extienden convocatoria al Premio de Ensayo Letra Viva

Filed under: recomendaciones,Varios — escritorescristianos @ 8:45 am

Los organizadores del conocido concurso literario cristiano Premio Letra Viva decidieron extender cuatro meses la convocatoria del 2010 y ampliar sus bases.

El Premio Letra Viva, que consiste en la publicación en un tomo de los 10 mejores ensayos de enfoque cristiano y 400 dólares para cada obra ganadora, cerrará ahora el 31 de octubre.

Miami, Florida (ChristianEditing) – El conjunto de editoriales y ministerios evangélicos que convocan al Premio de Ensayo Letra Vivaanunció una extensión de su convocatoria hasta el 31 de octubre, “para dar oportunidad a decenas de posibles participantes que todavía escriben su obra”, este año bajo el tema “Ejemplos admirables de la vida cristiana”. (more…)

agosto 23, 2010

Otro que se cansó

Filed under: El Escribidor — escritorescristianos @ 6:30 pm

La más alta función de un escritor es dar testimonio,
como acta notarial y como fiel cronista,
del tiempo que le ha tocado vivir.
Camilo José Cela

Chuy Olivares, a quien no tengo el gusto de conocer, resultó más mordaz de lo que a veces he sido yo en denunciar ciertas costumbres que se han diseminado «exitosamente» en nuestro mundo evangélico y que cuelgan como collares de oropel del cuello de miles de creyentes a quienes se les ha convencido que usándolos recibirán la unción del cielo. (more…)

agosto 18, 2010

Los hombres azules

Filed under: El Escribidor — escritorescristianos @ 9:12 am
Los seres humanos somos curiosos. A los hombres nos gusta que nos cuenten el chisme de un solo paraguazo; las mujeres, en cambio, van pellizcando por aquí y por allá hasta que logran formarse el cuadro completo. Y, sin duda que lo disfrutan más que nosotros.

Aunque nadie me lo ha pedido, he decidido usar en este artículo algunas partes de la entrevista que se le hizo al tuareg de quien escribimos la semana pasada.

Para no aparecer como plagiarios, dejamos constancia de que la entrevista la hizo un señor de nombre Víctor M. Amela a un joven llamado Moussa Ag Assarid.
(more…)

agosto 11, 2010

¡Oh, la modernidad!

Filed under: El Escribidor — escritorescristianos @ 7:22 am

La más alta función de un escritor es dar testimonio,
como acta notarial y como fiel cronista,
del tiempo que le ha tocado vivir.

Camilo José Cela

La ciudad de Miami, que es –y que no es— mi ciudad, donde he vivido los últimos veintidós años, ha empezado a llenar las carreteras de controles para pagar peaje sin que nadie sepa hasta dónde quieren llegar. Controles automati/computarizados donde el cash no sirve para nada. Se acabaron las casetas con empleados a los que por lo menos podías decirles Dios te bendiga o Que tengas un buen día. ¡Ahora, nada! Solo fierros, cámaras, anuncios, un ojo siniestro observando de día y de noche para que nadie se pase sin pagar y una inconsciencia rampante. Total, ¿para qué sirve la conciencia cuando se trata de cobrar y de pagar? (more…)

agosto 2, 2010

Dos cadenas perpetuas

Filed under: El Escribidor — escritorescristianos @ 8:41 am
Nos conocimos en Costa Rica, a donde llegó en 1975 arrastrando su pena y sus dolores. De la cárcel al aeropuerto. Con lo puesto. Después vendría la reagrupación familiar y, poco a poco, como quien camina de noche por un paraje desconocido, empezar a hacerse un espacio en su nuevo país de residencia.

No le costó mucho. Su currículo, como el de tantos otros que, como él, se vieron empujados por las fuerzas militares fuera de la patria, se impuso por si solo. Chile expulsaba a lo mejor de su clase intelectual. Cientos de profesores universitarios, médicos, ingenieros, comunicadores, artistas y artesanos siguieron dando en sus países adoptivos lo que Chile lanzaba por la borda. (more…)

Blog de WordPress.com.